Categories

Valeria Anzuate

Nació en Jardín América, Misiones. Artista Visual, gestora cultural y Licenciada en Artes Plásticas de la Universidad Nacional de Misiones.Fue seleccionada para Entre campos Regional Oberá,Participo de los seminarios “Proyecto para Artistas”,“Escultura Posmoderna” dictado por el Lic. Hugo Masoero, y “Paradigmas del arte actual” dictado por Carlota Beltrame, Encuentro Teórico con Rafael Cippolini, realizo clínicas de análisis de obra con Rodrigo Alonso,Lucas Bambozzi, Leila Tshopp, Roberto Echen, Pablo Reinoso, Patricia Hakin, Florencia Batiti.Adquirió la beca grupal del Fondo Nacional de las artes con TrilloSustenhable 2011 y 2013.
Participo en el Laboratorio de artistas gestores en Tucumán 2011.Dirige Junto Hector Borges el espacio de arte Trillo. Fue seleccionada en 2012 por casa 13 para la Residencia en Recorrido Triple AAA. Coordino la Pinguela primera Residencia para artistas en Misiones, invitada a la residencia Curadora para artistas y gestores culturales, participa del proyecto colaborativo MINGA con artistas gestores de todo el pais. Ha participado de varias muestras colectivas en Misiones, Chaco, Rosario, Buenos Aires, Tucumán, Bahía Blanca, Puerto Madryn, Paraguay y Brasil.
felicidad---muerte

Kurepa o kurepi, la de piel de chancho, argentino, esa porosidad de la piel más clara con respecto al pardo rapai y el moreno guaraní…adjudicada malévolamente a todo citoyen argentino (vestir de plata, argento, o de sargento…opciones anteriores de la representación equívoca de esa nación vecina)
Rito de purificación de iniciación de asunción del nombre xenófobo y discriminatorio.
Su incorporación como piercieng orgánico, su sutura tópica,Schibboleth simbólico, pasaporte de ingreso al mundo del Otro, mi vecino extranjero.
Ella traduce en gestos el nombre guaraní, no hay otra pra ella, corporifica la foné, el insulto…
A través de la vía dolorosa, de la stigmata mártir animada, sublima el markante, el apelativo que se le ha asignado en el juego de los nombres políticos…, hasta alcanzar la santidad laica, social…
El sagrado corazón del chancho cuelga entre sus dos tetas, Cristo andrógino, mutante voluntario, no por vía de lo transgénico, sino de una operación
Nightingale primitiva, con la pericia de una enfermera de guerra, manipula las jeringas de su nombre, penes desvirgantes, lingam que inician a la santidad que da la humillación de un nombre
El corazón del chancho no emerge del pecho sino ke es cosida a la piel, movimiento contra natura, inversión masónica-masokista,
Los cuatro agujeros de la mujer baudeleriana acá son las tres tetas de la santita auto-mutante, pues un nombre más yuxtapuesto, sobrepuesto sobre el mío propio, es un agregado casi químico orgánico, mutante, a la vista del Otro…

Me coso mi markante sobre mi corazón, cada migrante o visitante debería pasar por tal rito purificador, el boliguayo en Baires, la eldoradense, la oberagua de Valeria en asunZión…el sudaka en Madrid…
Duele no el ser sino el nombre, portarlo sobre la inconsútil piel cual testamento, o Necronomicon al revés, antes guardado bajo el jubón pascaliano ahora aparece al descubierto como una estrella amarilla o los dígitos del prontuario policial, te vuelve una Mate Cosido yiyi, ucraniana que no rehúye su pertenencia a una colectividad negativa…
Parodia del hieratismo sacrificial y a la vez de la frivolidad del arte, que consiste (aún hoy) en colgar un rectángulo sobre una pared…en una caja-cubo llamada museo…
Dramatismo alrededor de las marcas del nombre, forcejeo contra el markante sarcástico xenófobo que ella asume con humor ukraniano en su carne, el mancillado cuerpo de Cristo (por la boca extranjera) entregado a la picadora en una comulgación gore…
Vestir la piel del chancho o una capa de plata no te hace argentino según la mirada del paraguayo, acaso sí con el corazón del mercado 4 fagocitado como excrecencia patriótica, nomenclatura de carne de bicho, reacción alérgica irónica
No la expulsión del migrante como gesto de rechazo sino absorción de la marca como ironía purificadora, un baño de dolor con mi markante espinoso, corona de letras hirientes sobre tu pecho monstruoso al final, sagrado seno munífico, de triple teta
A Martínez Estrada el peronismo le causaba una alergia cutánea llamada soriasis, a Valeria la palabra kurepi le produce performances… Cristino Bogado

Share